Mundo

Hermanas rusas que asesinaron a su padre abusar y no son protegidas por la ley – Europa – Internacional



El 27 de julio el 2018, Mijail Khachaturyan, un hombre ruso de 57 años, fue asesinado en su casa, del barrio Bibirevo, de Moscú, mientras dormía.

Más de 30 heridas de cuchillo tenía el cuerpo del hombre, además de otras causadas por un martillo y un gas pimienta.

¿Quiénes cometieron el delito? Las tres hijas de Khachaturyan, que desde el 2014 eran víctimas de abusos físicos y sicológicos por parte de su padre.

El pasado viernes 23 de agosto, las jóvenes fueron reconocidas como víctimas. Sin embargo, su situación judicial todavía no está clara e ir a la cárcel sigue siendo una opción.

(Lea también: Las APP’s que sirven para combatir la violencia contra las mujeres).

Los hechos

Según medios internacionales como la cadena británica BBC, el día del homicidio, Mijail llamó a su habitación, una por una, a Krestina, Angelina y Maria, sus hijas.

Estando con ellas a solas, las golpeó y les roció gas pimienta en la cara. Estaba molesto porque no habían hecho los deberes domésticos.

Colmadas por 5 años de sufrir abusos y maltratos, según dijeron ellas mismas a las autoridades, decidieron actuar.

Esperaron a que el hombre se durmiera, se armaron con un cuchillo de caza, un martillo y un gas y lo atacaron. Le causaron heridas en el pecho, la cabeza y el cuello.

Angelina, otra de las hermanas.

La investigación

Las mismas jóvenes llamaron a las autoridades y aceptaron su culpabilidad en el hecho.

Fueron capturadas de inmediato, pero meses después recuperaron su libertad con algunas limitaciones, según informó el diario El País, de España.

Entre las normas que deben seguir están no hablar con los medios de comunicación y no tener acercamientos entre ellas.

El trabajo de las autoridades, por su parte, ha revelado información importante sobre los abusos que sufrían las hermanas.

(Lea también: Violencia sexual, el arma de guerra y tortura que atemoriza al mundo).

Se conoció que, desde el 2014, el hombre abusaba sexualmente de sus hijas, las torturaba y las mantenía como si fueran prisioneras. Esto les generó estrés postraumático.

También salió a la luz pública que la madre de las chicas también sufrió maltratos y había denunciado, pero nunca recibió mayor ayuda. Ella ya no vivía en la casa, pues Khachaturyan la echó en el 2015.

Además, aseguró la BBC, el padre de Krestina, Angelina y Maria les tenía prohibido tener contacto con su madre.

Los datos más recientes de violencia doméstica en Rusia son del 2012 y dicen que entre 12.000 y 14.000 mujeres mueren al año a manos de sus parejas o familiares.

Las leyes

Si bien ser reconocidas como víctimas fue un gran paso para que las tres jóvenes, ya que esto podría generar que sean absueltas y el caso se cierre, la parte acusadora no se rinde y pide que sean castigadas severamente, petición aprobada por los familiares el hombre.

La Fiscalía dice que el homicidio fue predeterminado y que el motivo fue la venganza.

La defensa, en cambio, argumenta que las hermanas actuaron en defensa propia. “Vivían prácticamente esclavizadas y temían por su vida”, dijo el abogado Alexei Liptser.

¿Y qué dice la normatividad rusa sobre defenderse y sobre la violencia doméstica?

Por un lado, el código penal ruso acepta la defensa propia en casos de agresión inmediata y en los de delito continuo”, precisamente lo que apela la defensa.

En Rusia, las autoridades rusas tratan la violencia doméstica como una situación familiar y no se inmiscuyen mucho. 

Pero por otro lado, “no hay leyes que protejan a las víctimas de violencia doméstica”, aseveró la BBC.

En el 2017, por ejemplo, se hizo un cambio normativo muy polémico: si alguien ataca a otra persona de su familia, pero no es necesario que la víctima asista a un centro médico, el victimario solo será sancionado con una multa económica o dos semanas de cárcel.

Asimismo, resaltó El País, las autoridades rusas tratan la violencia doméstica como una situación familiar y no se inmiscuyen mucho.

“En Rusia no hay estadísticas sobre abuso familiar y los datos más recientes corresponden al 2012, cuando se hizo un estudio que reveló que entre 12.000 y 14.000 mujeres mueren al año a manos de sus parejas o familiares”, afirmó el diario español.

Por ahora, el proceso continúa y las jóvenes, así como han recibido el apoyo de un movimiento que ha reunido 300.000 firmas para sean liberadas, también tienen en contra a la asociación Men’s State, con más de 150.000 individuos, que defiende el nacionalismo y el patriarcado ruso.

Redacción APP