Nuevo

Robaron millonaria suma redimiendo puntos


Una candidata al Concejo de Pereira, su esposo, docente del SENA y seis personas más entre cajeros, auxiliares y asesores comerciales de una importante cadena de supermercados, se vieron envueltos en un escándalo por hurto.

Los dos primeros son prófugos de la justicia y aún no les han imputado cargos, mientras que los seis empleados fueron detenidos y aceptaron su responsabilidad en el delito de concierto para delinquir simple, hurto calificado por medios informáticos y acceso abusivo a un sistema informático.

El caso es inédito y llamativo, según la investigación de la Fiscalía, estas personas desfalcaron en 700 millones de pesos al supermercado y a 317 clientes, dinero que estaba acumulado en los llamados ‘Puntos y Puntos Colombia’.

Qué hicieron
Según lo narrado por la Fiscalía en las audiencias preliminares, estas personas conformaron una organización que se adueñó fraudulentamente de la base de datos de clientes que tenían acumulados los puntos y seleccionaron a los que tuvieran más.

Con esta información procedían a redimir los puntos a través de mercados, licor, computadores, celulares o en su defecto tarjetas de regalo, para lo cual también debían presentar el número de la cédula y una clave, que de igual forma se ‘robaron’ de la base de datos.

Cayeron
El 23 de noviembre del año 2018 la fiscalía inició la investigación, al recibir la denuncia por parte del supermercado pues luego de la queja de los usuarios a quienes se les desaparecieron los puntos y un análisis interno, descubrieron el fraude.

Las pesquisas indican que el instructor del SENA era el líder de la organización en Risaralda, quien presuntamente reclutaba a los funcionarios del supermercado (algunos estudiantes suyos) para que redimieran los puntos en las cajas. Estos recibían un millón de pesos en puntos.

Julián Mauricio Rivera, aprendiz del SENA, era el enlace del profesor para reclutar a más cajeros.

La audiencia
Las seis personas capturadas aceptaron los cargos y debido a su colaboración con la justicia fueron beneficiados con detención domiciliaria. Agregó el delegado de la fiscalía que recibirán el 50 % de la rebaja de pena la cual sería de 3 años.

Estas personas se robaron en el país $ 2200 millones en toda la cadena y en Risaralda $401 millones a un solo supermercado.

La base de datos

La base de datos hurtada contenía información como el número de cédula, nombre, teléfono y en algunas casos el celular, la cantidad de puntos y el valor en pesos de los usuarios.