Nuevo

Gobierno Nacional da a conocer los nuevos subsidios de vivienda


En el marco del Congreso de Colombiano de la Construcción Camacol, que se celebra en la ciudad de Cartagena, el Gobierno Nacional en cabeza del Ministerio de Vivienda, Ministerio del Trabajo y Ministerio de Hacienda firmaron el decreto 1533 del 23 de agosto de 2019, el cual faculta la concurrencia de subsidios del Gobierno Nacional con las Cajas de Compensación Familiar.

Con esta nueva medida, los hogares que ganen hasta dos salarios mínimos, o sea $1.656.232 pesos, podrán aspirar a recibir hasta $41.405.800 pesos de subsidio para la compra de su vivienda. De estos, $24.843.480 pesos corresponden a las Cajas de Compensación Familiar y $16.562.320 pesos por parte del Gobierno Nacional a través del programa ‘Mi Casa Ya’.

“Lo más importante es que los hogares de menos ingresos podrán acceder a instrumentos adicionales de financiación, disminuir el valor a financiar y mejorar su capacidad para recibir un crédito hipotecario. Antes, los beneficiarios debían escoger entre el subsidio del Gobierno Nacional o el de su caja de compensación familiar, eliminando la posibilidad de recibir el monto necesario para que, por ejemplo, hogares con ingresos inferiores a los dos salarios mínimos pudieran tener cierre financiero mucho más fácil” afirmó Jonathan Malagón, Ministro de Vivienda.

Esta es una de las medidas que había sido anunciada por el Gobierno Nacional para seguir manteniendo el buen dinamismo de la vivienda de interés social.

Las Cajas de Compensación Familiar se han convertido en un aliado estratégico para la operación de la Política de Vivienda en el país. El actual decreto reconoce las dinámicas de los ecosistemas de vivienda en los territorios y representa un gran avance para seguir incidiendo en las realidades de miles de colombianos.

Así mismo en el cierre del congreso, el Presidente de la República, Iván Duque, anunció que el sector contará con la estabilidad de subsidios para seguir creciendo e impulsando el empleo en el país.

Para el Gobierno Nacional, la política de vivienda debe ser de largo plazo y tendiente a reducir el déficit habitacional y mejorar la calidad de vida de los colombianos. Por tal razón, los programas que han demostrado ser efectivos deben mantenerse en el tiempo.

“Nos habíamos comprometido en crear un marco de estabilidad para que el sector constructor y de edificaciones pudiera tener la tranquilidad de proyectar más inversiones y lanzar nuevos proyectos. En este sentido, quiero anunciarles que aseguramos los recursos para la ejecución de estos programas hasta el 2025. Con el aval fiscal, se garantizará la vigencia de Semillero de Propietarios, Mi Casa Ya y las coberturas a la tasa de interés” afirmó Iván Duque, Presidente de la República.

Con estos recursos el Ministerio de Vivienda espera otorgar entre 2020 y 2025, 178.540 subsidios a la cuota inicial y 298.540 coberturas a la tasa de interés con el programa Mi Casa Ya, por valor de $9 billones. También se invertirán $1,4 Billones para que más familias puedan hacer realidad el sueño de tener vivienda propia a través del programa Semillero de Propietarios.

Los programas de vivienda avanzan de acuerdo con los cronogramas previstos y muestran resultados muy satisfactorios.

Así mismo, se incrementan los valores del Subsidio para la modalidad de mejoramiento de vivienda, pasando de 11.5  a 18 salarios mínimos legales mensuales vigentes; se eliminan los trámites notariales para la postulación de los hogares afiliados al subsidio, considerando que este paso generaba que algunos afiliados desistieran de la postulación.

Además, el decreto permite que las Cajas puedan utilizar recursos para procesos de acompañamiento social, entendidos como el conjunto de mecanismos que promueven la inclusión social y la vinculación efectiva de los beneficiarios del Subsidio Familiar de Vivienda con los procesos necesarios para la provisión de soluciones de vivienda, promoviendo el desarrollo del hábitat y la cohesión social de los beneficiarios.

¿Quiénes se pueden postular?

– Hogares colombianos que deseen adquirir una vivienda urbana nueva en Colombia y que cumplan con las siguientes características:Tener ingresos totales menores a 8 salarios mínimos es decir $6.624.928).

– No ser propietarios de una vivienda en el territorio nacional.

– No haber sido beneficiarios de un subsidio familiar de vivienda otorgado por una Caja de Compensación Familiar.

– No haber sido beneficiarios de un subsidio otorgado por el Gobierno Nacional que haya sido efectivamente aplicado.

– No haber sido beneficiarios a cualquier título, de las coberturas de tasa de interés.

– Contar con un crédito aprobado para la adquisición de una solución de vivienda o contar con una carta de aprobación de un leasing habitacional emitida por un establecimiento de crédito o el Fondo Nacional del Ahorro.