Mundo

Por qué hay protestas en Cataluña y qué están exigiendo – Europa – Internacional



La Comunidad Autónoma de Cataluña, en España, vive momentos muy tensos. Desde el pasado lunes 14 de octubre, miles de manifestantes se tomaron las calles de las principales ciudades de la región.

Protestan por las condenas contra los líderes del ‘procés’, como se conoce al proceso soberanista de Cataluña que se llevó a cabo entre el 2012 y el 2017, pero el disgusto viene desde varios años atrás.

EL TIEMPO le cuenta, puntualmente, por qué están sucediendo y qué es lo que están exigiendo.

Los antecedentes

Desde principios del siglo XXI, en Cataluña se volvió a hablar, fuerte y públicamente, de la posibilidad de ser una región totalmente independiente de España, de convertirse en un Estado.

La idea rondaba desde varios años atrás: Josep Narcís Roca i Farreras, en 1886, escribió sobre estas intenciones.

En el año 2014, el entonces presidente del gobierno catalán, Artur Mas, convocó a un proceso participativo, una especie de plebiscito. En él se le preguntaba a la ciudadanía dos cosas: ‘¿Quiere que Cataluña sea un Estado?’ y ‘En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente?’.

El 37,02% de los aptos para votar participaron y el ‘Sí’ a ambas preguntas fue el vencedor, con un 80,76%.

Antes de votarse, el gobierno español demandó esta consulta ante el Tribunal Constitucional y el proceso se suspendió, pero los líderes de la misma siguieron adelante con su plan.

En el 2017, medios españoles informaron de condenados contra los promotores de ese plebiscito por desobediencia al Tribunal y prevaricación.

En el 2014, un 80,76% de los votantes dijo ‘Sí’ a que Cataluña fuera independiente.

El referendo

Catorce meses antes de la fecha oficial establecida, en septiembre del 2015 se realizaron las elecciones parlamentarias en Cataluña, que fueron ganadas por la coalición independentista ‘Junts pel Sí’.

Dos años después, el 1 octubre del 2017, se celebró el referendo independentista al que el presidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont, había convocado.

La pregunta que se hacía fue ‘¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?’ y el ‘Sí’ ganó con un 90,18% del total de votos. El mecanismo tuvo una participación del 43,03% del censo electoral.

La polémica rodeó al referendo de principio a fin: fue suspendido por el Tribunal Constitucional, pero aun así se llevó a cabo. Además, los resultados fueron considerados ilegales, pues no cumplían con los requisitos mínimos que exigía la ley y Constitución española, aseguraron quienes estuvieron en contra del mismo.

El 1 de octubre del 2017, se registró un 90,18% de votación afirmativa en el referendo independentista.

La declaración de independencia

El 27 de octubre, 26 días después del referendo, el parlamento catalán declaró a Cataluña como un “Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social”.

La resolución recibió 70 votos a favor y 10 votos en contra, así como 2 en blanco. Antes de la votación, 53 parlamentarios declarados en contra de la independencia salieron del recinto.

Una vez más, el Tribunal Constitucional apareció: suspendió la declaración y la declaró inconstitucional. Y el gobierno español, encabezado por Mariano Rajoy, también actuó: aplicó el artículo 155 de la Constitución de 1978 y suspendió la autonomía.

Dicha norma, con previa autorización del senado, le permite al gobierno español adoptar medidas que obliguen a las comunidades autónomas a acatar la Constitución y evitar que se atente contra los intereses generales.

Como resultado de la intervención, el Estado estuvo al frente de Cataluña entre finales de octubre del 2017 y principios de junio del 2018. Antes de su retirada, Quim Torra fue nombrado presidente del gobierno catalán.

Carles Puigdeont, como presidente de Cataluña, firmó la resolución de independencia de Cataluña finalizando octubre del 2017.

Las capturas

Cuando el Estado tomó el control de Cataluña fueron detenidos varios de los líderes que promovieron el referendo y la declaración de independencia.

En total fueron 12: Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Dolors Bassa, Josep Rull, Joaquim Forn, Carme Forcadell, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Santi Vila, Carles Mundó y Meritxell Borràs.

El juicio empezó en febrero pasado y, este lunes, 9 de ellos fueron condenados a entre 9 y 13 años de cárcel por sedición y malversación de fondos. Los otros 3 fueron hallados culpables de desobediencia, pero no pagaran cárcel.

Puigdemont y cinco de sus colaboradores (Toni Comín, Meritxell Serret, Lluís Puig, Clara Ponsatí y Marta Rovira) lograron salir de España antes de ser capturados y ahora se encuentran prófugos en Bélgica, Escocia y Suiza.

El ex vicepresidente de Cataluña fue uno de los condenados por sedición y malversación de fondos.

Las protestas

Después de conocerse la sentencia contra los promotores de la independencia miles de personas en toda Cataluña salieron a las calles para manifestarse contra las condenas.

Ya completan dos días, en los que han cerrado calles, vías, ferrocarriles y hasta hicieron que las operaciones del aeropuerto El Prat se suspendieran.

Las manifestaciones han sido promovidas por un movimiento llamado ‘Tsunami Democrático’, del que poco se sabe, y, según datos de las autoridades, se han registrado varios enfrentamientos: hay 200 heridos.

INTERNACIONAL