Nuevo

Culturas creativas, gran aporte a la economía local


Ya sea arte, artesanías, libros, películas, pinturas, festivales, canciones, diseños o animación digital, las industrias creativas son algo más que sectores con un buen rendimiento y potencial de crecimiento económico. Son expresiones de la imaginación humana que difunden valores sociales y culturales.

Es así como la Feria SENA Emprende “Economía Naranja”, organizada por el Servicio Nacional de Aprendizaje, regional Risaralda, que se llevó a cabo en el Centro de Desarrollo Empresarial, tenía la intención de apoyar desde el sector de la formación y el emprendimiento los procesos de transformación social, económico, cultural e institucional en la región, a través del empoderamiento de los procesos con el actuar al interior de las entidades y organizaciones y así lograr impactar a los ciudadanos.

Igualmente se han venido implementando diferentes estrategias para la comunidad en general, empresarios, aprendices, estudiantes universitarios, profesionales, instituciones del sector privado y entidades del Estado que trabajan fomentando desde el apoyo y desarrollo el sector de la economía naranja, lo cual permitirá sensibilizar y visionar los diferentes proyectos en esta práctica desde el sector empresarial, que genere impacto económico en el departamento desde esta política nacional.

En el marco del evento se desarrollaron diferentes actividades, entre ellas un panel en donde se abordó el tema de Economía Naranja, el cual contó con la intervención de representantes de empresas que hacen parte de este sector económico y en donde se dio a conocer que aunque es un sector que ha existido desde siempre, el objetivo del trabajo que se está haciendo en la actualidad es monetizar la industria cultural y finalmente generar un patrimonio e identidad para la región y el país.

“La economía naranja siempre ha existido, pero hoy en día se pone una mirada muy particular a esta economía porque se ha venido haciendo seguimiento a todas las actividades que vienen derivadas del arte, del patrimonio, de las industrias culturales y las creaciones funcionales, los medios y software y lo que se ha notado es que ahora están moviendo una actividad económica importante que supera las economías tradicionales de cada región”, explicó Yaffa Nahir Gómez Barrera, decana de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Pereira y moderadora del panel de economía naranja.

Competitividad

Gómez también argumentó que según las mediciones que se han tenido sobre estas actividades enmarcadas dentro de la economía naranja, actualmente representan un 3,4 % del Producto Interno Bruto (PIB) del departamento, ubicándose por encima de economías tradicionales como el café, que cuenta con el 0,8 % del PIB y la minería que se encuentra en el mismo rango.

La economía creativa tiene un valor tanto comercial como cultural. El reconocimiento de este doble valor ha llevado a los gobiernos a expandir y desarrollar sus economías creativas como parte de las estrategias de diversificación económica y de los esfuerzos por estimular el crecimiento económico.

Por otra parte, su potencial para hacer una contribución significativa para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, hace que la economía creativa siga ganando reconocimiento y apoyo internacional.

“En la cultura hay una riqueza importante, estamos justamente a nivel departamental en una serie de mesas de trabajo donde se está reconociendo e inventariando qué es lo que tenemos precisamente y así dar un valor agregado en términos de identidad y resaltar ese tema que es tan importante dentro del bien o servicio cultural”, agregó la arquitecta.

Yaffa también señaló que el desafío que se viene ahora es fortalecer el valor cultural que tiene la región y lograr que sea la misma comunidad la que empiece a demandar este tipo de mercado.

Así mismo que todas la expresiones culturales se estén valorando en el territorio por su riqueza y poner un valor agregado a elementos como el turismo y toda la cultura y tradición que se construye en torno al café.

Rueda de Negocios

Por otro lado, dentro de las actividades que se tenían programadas en la feria se llevó a cabo una rueda de negocios multisectorial en donde se vincularon las pequeñas y medianas empresas de la región y de la cual participaron 30 compradores y 60 vendedores de los sectores agropecuario, agroindustrial, industrial y de servicios.

“Escogimos empresas que tienen que ver principalmente con negocios de turismo, cafés especiales, chocolates, que es otro de los grandes renglones de la economía que está surgiendo en este momento y también lo que tiene con la parte industrial que también tiene mucha fuerza en el departamento”, aseguró Juan Carlos López Bueno, coordinador de la feria.

Desde el SENA se ha venido haciendo énfasis en la formación en los temas relacionados con la economía naranja, así como también se brinda un impulso y apoyo a través del fondo emprender para ayudar a la creación de nuevas empresas que se logren consolidar e la ciudad y ayuden a la generación de empleo y aumentar la competitividad en la región.