Nuevo

21 poemas, libro de Félix Ángel


E. Ethelbert Miller

En el poema “Indiferencia” se encuentra Félix Angel trazando sus palabras sobre la carne que cubre muchos de los veintiún poemas de esta colección. Hay una desnudez tranquila que yace dentro del deseo. La soledad  es conocida por habitar ciudades. Un bar puede estar lleno de gente que importa mientras se espera a otra persona.  ‘La ciudad está sola y silenciosa’, escribe Angel.

 

En su obra encontramos un anhelo de ser amado. Estar enamorado significa recordar la fragancia de los recuerdos; una mano moviéndose a través de la cama eliminando las arrugas de donde dos personas una vez durmieron. Que es la partida sino la medida de la separación.

 

Este pequeño libro es de autoexamen.  Angel pone al sol el corazón. Está dispuesto a creer en la honestidad después del engaño y la desesperación. Sabe que las relaciones pueden ser difíciles y aburridas, por lo que buscamos a la naturaleza para seducirnos y creer.

 

Angel cree en la primavera y la esperanza. Sus palabras están dirigidas a un ser amado.

 

Una cena compartida se coloca sobre el mantel de la amistad. Hay risas momentáneas escondidas entre estos veintiún poemas. Al final del día, antes de que caiga la noche nos preguntamos si la felicidad volverá a visitar a Felix Angel. El lector no querrá dejar solo a este escritor.

 

(* E. Ethelbert Miller es escritor, activista literario y autor de varias colecciones de poemas y dos memorias. Miller es miembro del Salón de la Fama de Washington, DC 2015 y ha recibido el Premio George Garrett a la Calidad de servicio comunitario sobresaliente en literatura y el Premio de Artes del Alcalde de DC 2016 por Honor Distinguido. The Collected Poems of E. Ethelbert Miller, publicado en 2016 por Willow Books, es una colección completa que representa más de 40 años de su carrera como poeta. El libro más reciente de Miller es If God Invented Baseball, publicado por City Point Press).

 

INDIFERENCIA

Es difícil aceptar

la fugacidad de la felicidad

cuando no hay paz en el corazón

tratando de salvar un amor

sin futuro excepto en nuestra fantasía,

subiendo la barra hasta un día

en que, repentinamente

se rompe.

Es difícil saberse indefenso,

mirando

cómo se hunde el barco,

sintiéndose Incapaz de evitarlo,

y la convicción de que,

saltar al agua es la única opción

para sobrevivir,

nadando contra la corriente

de incertidumbre,

sin tener la mínima idea

de que pudo hacerse para impedirlo,

engañándonos,

creyendo tontamente que

era posible.

Afuera de la pequeña habitación

transformada por varias horas

en el vasto condominio del amor,

la noche espera,

taciturna e indolente.

La ciudad está sola y silenciosa.

El vestigio de troncos ardiendo

enredado en la humedad

de la noche de invierno

no es suficiente para aplacar

el corazón.

Detestamos ese momento

¿No es así?

Cuando el encanto de horas maravillosas se disuelve,

y para suavizar el destino

no hay más opciones que volver a casa,

cabizbajo, vencido, derrotado,

con el resto de lo que sabemos.

RECUERDO

Después de que te fuiste

hace ya mucho tiempo,

te extrañé en casa,

todos los días

después del trabajo

al caer la tarde.

Los fines de semana

te extrañé aun sin estar solo.

En el apartamento

tu aroma perduró por semanas, por meses

suspendido el aire,

hasta que decidí pintar las paredes.

La pintura se hastió,

Mi corazón también.

Debería pintar otra vez las paredes.

Te amé con ternura.

Conservo ese recuerdo.

CENA

Cené esta noche con un viejo amigo.

Hablamos de

cosas sin importancia

como

cuánto disfrutamos la primavera,

las locuras que hicimos

cuando éramos más jóvenes,

de lo que nos gustaría hacer 

cuando estemos viejos.

Reímos juntos.

Tratamos de no sentir lástima el uno por el otro.

Mi amigo es un ser muy solo.

No hubo necesidad de tocar ese tema.

UNA HISTORIA

Un tipo  creció  imaginando

grandes retos en su vida.

Hubo muchos, sin duda.

Los cosechó todos.

Se sintió realizado.

Es una lástima

que no tuviese a nadie con quien compartirlos. 

Hubiera sido mucho más feliz.

Esa es la historia.

Una historia muy simple.

FUE LO CORRECTO

Dijiste muchas veces

que me querrías para siempre,

Y nunca me dejarías.

Te creí.

Parecías feliz.

Un día sin esperarlo

dijiste que te ibas.

Era un sábado,

una tarde de verano.

El destino no podría haber elegido un día más hermoso.

No intenté detenerte.

Te vi tan infeliz.

Aseveraste que los dos cambiamos.

Me rompió el corazón verte así.

Pensé que,

tu felicidad era más importante

que la mía.

Te dejé ir sin insistir.

Fue lo correcto.

Te dije muchas veces “te amo”,

Y “nunca te dejaré”,

Igual a como tantas veces tú lo hiciste,

con la única diferencia de que

yo hablaba en serio.

Puede ser que haya cambiado.

Por tu culpa

me volví más amable,

me sentí más feliz.

Sigo fiel a mi promesa.

Espero seas feliz.