Nuevo

Delio Ángel Ramírez, otro ‘diamante’ que pule el cuadro Matecaña


Pequeño en estatura, pero grande en talento, así es este volante que con apenas 18 años debutó como profesional con Deportivo Pereira y que desde hace tres partidos es titular.

Tenía cinco años cuando por primera vez conoció un balón, algo que sucedió por casualidades de la vida. Don Delio, su padre, siendo zapatero vio en un costal una pelota que un habitante de calle llevaba en el momento que este se acercó a su negocio para ofrecerle unas chanclas. A Delio Ángel Ramírez le brillaron los ojitos, la tomó y comenzó a hacer treinta y una (truco con la pelota) y a correr detrás del balón, por lo que su progenitor no dudó en comprarla. Y es que no era para menos, pues en sus manos tenía ese objeto redondo símbolo del fútbol, y que 13 años más tarde lo tendría siendo protagonista en el Deportivo Pereira.

El volante Matecaña, que actualmente viste la camiseta número 33, nació en el municipio de San José, Caldas, el 25 de noviembre del 2000. Exactamente en un mes cumplirá los 19 años y con 1,61 m de estatura tiene en talento lo que le faltó en altura física.

Lo entrenaba su padre

“Mi padre me comenzó a entrenar desde los 5 años de edad, me llevaba a la cancha a correr detrás del balón, me colocaba a jugar torneos en Viterbo, en Belalcázar con gente mayor. Ahí empecé a soltarme, a jugar mejor”, le comentó Delio Ángel Ramírez a El Diario, pocas horas después de jugar su tercer partido de forma consecutiva con Deportivo Pereira siendo parte de la nómina titular, y donde salió nuevamente como una de las figuras en el triunfo sobre Deportes Quindío.

Y se vinieron para Pereira

Para buscar mejores oportunidades, con ese objetivo su familia decidió salir de San José, el municipio más joven del departamento de Caldas y tomar rumbo hacia Pereira. Delio Ramírez padre y su esposa Amparo Raigoza llegaron junto a sus ocho hijos al barrio Galicia en un sector llamado Las Colonias. Fue así como Delio Ángel, el ‘niño’ de la casa, siguió forjando su sueño de convertirse en un futbolista y por eso comenzó a jugar con el Club El Diamante, donde estuvo dos años, para luego pasar a la escuela de Audifarma donde también duro casi dos años.

Goleador con Risaralda

Rápidamente Delio Ángel se convirtió en un referente para los entrenadores departamentales, no pasó desapercibido y fue llamado a la selección Risaralda, representativo con el que anotó ocho goles, ubicándose como el goleador del Campeonato Nacional Sub 21. En el Campeonato Sub 20 también mostró sus cualidades marcándole a equipos de trayectoria como el América. Pero definitivamente fue en Audifarma donde tuvo la oportunidad de crecer como jugador y de ahí pasar al Deportivo Pereira sub 20.

En Copa Ciudad Pereira

Siendo niño jugó la Copa Ciudad Pereira de Menores, la Copa Indubolsas, el Ecogol, con la Liga Risaraldense y la Pony Fútbol. Pero el más importante y tradicional evento de fútbol aficionado de la Perla del Otún también fue vitrina para Delio Ángel. Suma dos participaciones en Copa Ciudad Pereira con Audifarma.

Oportunidad en las veedurías

“En las veedurías que hicieron a principios de este año en el Deportivo Pereira presenté esas pruebas, quedé y jugué con la Sub 20 el torneo de Sub 20 A”, así fue como por primera vez se vistió de Matecaña.

Llegó al equipo profesional

Sus buenas condiciones, la forma de moverse por la cancha y la facilidad para asociarse con sus compañeros llevaron a que el profesor Rubén Darío Zapata se lo referenciara a Néstor Craviotto, técnico del equipo profesional, conocido por ser un estratega que le gusta darle la oportunidad a los juveniles. “Me empezaron a subir con el equipo profesional a entrenamientos y el profesor (Craviotto) me fue viendo y conociendo y me dio la oportunidad”.

El día esperado…

Su debut como profesional fue el lunes 26 de agosto en la fecha 7 del ‘Todos contra todos’. Ese día Pereira recibió en el Hernán Ramírez Villegas a Bogotá. Todos se asombraron cuando vieron ingresar a un pequeñín por el experimentado Yainer Acevedo al minuto 70, frente al líder del campeonato en ese momento y con el partido igualado sin goles.

Ángel ingresó a la cancha lleno de ganas, con personalidad, orgulloso de representar al Deportivo Pereira, la tocó con los experimentados Diego Álvarez y Jhony Vásquez, y hasta se atrevió a rematar al arco, estuvo cerca de marcar.

“Cuando el profesor me mandó a llamar sentí la ansiedad, pero la supe manejar, ya cuando entré al campo apliqué lo que siempre me decía en los entrenamientos y es que pidiera la pelota y que no me escondiera, y pues así afronté ese partido. Fue algo espectacular, tener los primeros minutos como jugador profesional fue una satisfacción para mí. Es una experiencia muy bonita para mí esto que me está pasando”.

Cuando marque su primer gol

“Yo tengo pensado al celebrar darle al profesor (Craviotto) las gracias por la confianza que él me da en cada partido. En los tres últimos juegos salir de titular representa una gran confianza. Sería algo muy bonito marcar un gol para dedicárselo a él”.

El ‘pelao’ del grupo

Sin duda alguna Delio Ángel se ha convertido en un jugador que le aporta bastante al equipo y que en pocas fechas espera celebrar su regreso a la A. El juvenil se mueve entre veteranos y experimentados jugadores como Diego Álvarez, ‘Pacho’ Córdoba, Jhonny Vásquez, Jairo Molina y Edwin Movil, que lo apoyan, pero que también lo regañan, todo dentro de ese proceso de aprendizaje que lleva. “Ellos me dicen que aproveche la oportunidad que me está dando el profesor, que siga así con el ritmo que estoy jugando, que lo estoy haciendo muy bien y que le aporte al equipo lo que yo tenga”.

A Delio Ángel le gustaría jugar en el fútbol español, llegar al Barcelona, eso es en lo que siempre ha pensado. Sueños grande pero que sin duda se pueden cumplir.

El juvenil futbolista Matecaña admira al delantero Germán Ezequiel Cano. A nivel internacional siempre le gustó la forma de jugar de Ronaldinho y ahora además es ídolo de Messi.