Mundo

¿Por qué se está inundando Venecia y cuáles son las causas? – Europa – Internacional



Desde hace un par de días el término “agua alta” ha sido usado por los medios de comunicación para referirse al fenómeno que tiene inundada a Venecia, un frágil tesoro italiano construido sobre 118 islas frente a la costa noreste. 

Las imágenes son impactantes, pero muchos han alegado que no se trata de nada extraordinario y que es una situación que se repite todos los años por las características de sus calles. Sin embargo, lejos de ser una exageración, este fenómeno se hace cada vez más frecuente y catastrófico, lo que tiene al mundo en alerta por el futuro de este Patrimonio de la Humanidad.

Hay un estudio basado en pruebas paleoclimatológicas que afirma que Venecia podría estar desaparecer de aquí a 2100

En la noche entre el martes y el miércoles se registró una marea extraordinaria que la sumergió en un 80 por ciento, alcanzando un nivel máximo de 187 centímetros y acercándose a los niveles más altos jamás registrados (los 194 centímetros de la inundación de 1966).

Los rumores, que ya están empezando a circular en la red, ante los posibles escenarios a causa de la marea han llegado a originar afirmaciones apocalípticas como el que se genere una “corrosión irreversible” en la basílica de San Marcos o el que haya una alta probabilidad de que termine bajo las aguas.

Ante estos temores, Benjamín Quesada, doctor en climatología del Institut Pierre-Simon Laplace y profesor de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad del Rosario, afirma que las recientes inundaciones en Venecia se deben a la conjunción de tres factores principales : una marea excepcional alta, vientos extremos (~100km/h) y el cambio climático (aumento del nivel del mar).

(En imágenes: Impresionantes fotos de Venecia inundada por histórica marea alta)

“Venecia podría volverse una victima precoz del cambio climático que inexorablemente va a aumentar el nivel del mar. Hay efectivamente un estudio basado en pruebas paleoclimatológicas que afirma que Venecia podría estar desapareciendo de aquí a 2100. Además, el mar mediterráneo estaría subiendo por unos 140mm de aquí a finales de siglo si no hay cambios en las emisiones actuales (“Business as Usual”), lo que daría más crédito todavía a este estudio”, cuenta el experto.

Es por esto que, según Quesada, se podría decir que es una de las ciudades más afectadas por las consecuencias del cambio climático a causa del aumento de las temperaturas provocada por las crecientes emisiones humanas de gases de efecto invernadero que están provocando la dilatación del agua. Esto quiere decir que en el mundo crece el nivel del mar de manera paulatina desde ~1850 a un ritmo de 1.6-2.1mm/anyo (entre 20-30cm en promedio desde 1850).

El investigador aclara que, al hablar de un posible hundimiento, es importante entender que es una situación multifactor en la juegan factores como:
1) La tectónica de las placas de la región que contribuye.
2) El bombeo de aguas subterráneos que secaba el acuífero y hacia hundir la ciudad. está ahora prohibido (y se limitó así parcialmente el hundimiento).
3) La compactación de los edificios y pavimento que se hunden con su propio peso.

Interrogantes recurrentes sobre lo que sucede en Venecia¿Qué es exactamente la ‘aqua alta’?

Se usa la expresión ‘agua alta’  para referirse al momento en el que el nivel del mar supera los 80 centímetros. Cuando esto sucede en la ciudad empiezan a sonar sirenas para alertar a la población, ya que se prevé que algunas áreas comiencen a inundarse.

Así registran los medios las inundaciones en Venecia.

Foto:

Andrea Merola / EFE

El nivel del mar se empieza a contar a partir del llamado “cero histórico de la ciudad”, sobre el que se ha construido su suelo, que es de cerca de 80 centímetros. Por ello, en el punto más bajo de Venecia, que es la plaza San Marcos, cuando se dice que se ha llegado a un nivel 194 centímetros (el nivel récord alcanzado) en realidad se trataría de una inundación de 114 centímetros, mientras que en el punto más alto, la estación de tren de Santa Lucia, el agua llegaría a los 54 centímetros.

¿Por qué se inunda?

Hasta ahora, la contribución más significativa a las mareas está dada por el factor astronómico, que es la atracción de la luna y, en segundo lugar, también del Sol, que hace que el nivel del agua suba y baje cíclica y regularmente, además de factores meteorológicos como fuertes lluvias y el viento siroco desde el Adriático inferior.

Últimamente pesan otros factores sobre el fenómeno de la marea alta como que haya bajado el nivel del suelo y que haya subido el nivel del mar. Y sobre todo que estos factores meteorológicos extremos se repitan más frecuentemente con la crisis climática. En la noche de la grave inundación los vientos de siroco soplaban a 100 kilómetros por hora.

Este jueves Venecia se prepara para pasar una nueva noche en vela ante el temor de que vuelva a subir la marea

Foto:

Andrea Merola / Efe

En Venecia, cuando el nivel del agua está entre 80 y 109 centímetros se habla de una marea sostenida, cuando está entre 110 y 139 centímetros de marea muy fuerte y cuando supera los 140 de marea alta excepcional. Cuando supera esta última marca, el 59 por ciento de la ciudad está inundada.

En la página del Centro de Previsiones de Mareas de Venecia se proporcionan los datos históricos del nivel de agua en Venecia a partir de 1872 antes del establecimiento del Centro en 1983.

Históricamente, las mareas altas que excedieron el nivel de 110 centímetros fueron bastante raras, pero se han intensificado en los últimos 50-60 años. Entre 1870 y 1949 hubo 30 casos de marea alta superior a 110 centímetros y solo en los últimos 9 años ha habido 76.

En cuanto a las mareas de más de 140 cm, los datos muestran que en mas de 120 años, hasta el 2000, solo hubo 9 casos de mareas excepcionales, mientras que en sólo 19 años, desde 2000 hasta hoy, ha habido 11.

¿Está relacionado el cambio climático?

Para el doctor en climatologíal Benjamín Quesada, el cambio climático sí influye pero no es un fatalismo. Por eso, si bien parte del fenómeno es provocado por las emisiones humanas (tanto de turistas, como de ciudadanos) es importante tomar acciones concretas como reducir estas emisiones a la base, comprometerse realmente con  políticas ambientales y promover unas medidas de adaptación. 

Como si hubiera sufrido un tsunami, la excepcional marea anegó buena parte de la Ciudad de los Dogos y dejó góndolas a la deriva.

Foto:

Andrea Merola / Efe

“En Holanda tienen programas multimillonarios de inversión para evitar las consecuencias de la subidad del nivel del mar y subsistencia del territorio holandés, para esto construyen inmensos y largos diques. Hay un proyecto parecido en Venecia de grandes puertas que se cerrarían en caso de tempestad de este nivel para evitar los daños a edificios y personas: el proyecto MOSE, pero aún no se ha implementado”, describe el investigador.

¿Qué es el proyecto MOSE?

Para el alcalde Luigi Brugnaro, es necesario “terminar lo antes posible” el megaproyecto de diques MOSE (acrónimo de Módulo Experimental Electromagnético) para “proteger toda la cuenca” de Venecia.

En construcción desde 2003, el proyecto consiste en instalar 78 diques flotantes, que se levantan para cerrar la laguna en caso de subida de hasta tres metros del Mar Adriático. Los altos costes -que ya se sitúan en torno a los 6.000-7.000 millones de euros frente a los 2.000 millones inicialmente previstos- y los defectos de construcción encontrados han retrasado su conclusión. El primer ministro anunció que estará concluido para 2021.

Sin embargo, los ecologistas lo tildan de faraónico, demasiado costoso e ineficaz. Venecia bajo el agua el martes 12 de noviembre de 2019. “Este proyecto de puertas no recibe un visto positivo consensuado entre los científicos ya que cerrando la laguna se aumentaría la actividad microbiológica y la eutrofización de la misma (es decir falta de oxigeno y crecimiento de algas, lo que tendría efectos nefastos para los ecosistemas de Venecia)”, explica el experto Benjamín Quesada.

Entonces, ¿se podría decir que el patrimonio de Venecia está en riesgo?

En este momento toda la atención se centra en la basílica de San Marcos, símbolo de la cristiandad y que acoge en su interior dorados mosaicos de estilo bizantino, mármoles, esculturas y el “tesoro” del santo, joyas, orfebrería en plata y oro, cristales y piedras preciosas.

Una de las fotos más impactantes de estas inundaciones ha sido la de la cripta de la basílica completamente anegada hasta los 120 centímetros de altura, y los técnicos emprendieron este jueves su primera valoración sobre el estado del lugar, ya seco.

Los 160 bomberos movilizados tuvieron que realizar 400 intervenciones.

Foto:

Andrea Merola / EFE

Por el momento, el procurador del templo, Carlo Alberto Tesserin, explicó que en esta ocasión el agua irrumpió por las ventanas y confirmó daños en las tumbas de los patriarcas sobre todo por la absorción de la piedra del agua salada y sucia de la marea.

Por otro lado, el imponente palacio Ducal, sede del poder en tiempos de la Serenísima República, también ha sufrido inundaciones en sus pisos bajos y permanecerá cerrado hasta el viernes mientras se limpia y se llevan a cabo las pruebas de seguridad.

Los gestores de este bello edificio gótico, que se asoma a la laguna, apuntan que las obras de arte y colecciones que alberga “están al seguro y no han sufrido daños”. La plaza de San Marcos, cuya imagen inundada como una piscina queda ya para la posteridad, también ha visto como sus históricos cafés y restaurantes sufrían los estragos del avance del agua.

Venecia no es únicamente sus templos y palacios, sino también los propios edificios que configuran ese laberinto de callejuelas y canales famoso en el mundo entero. En esos edificios viven los pocos venecianos que quedan -unos 50.000- y se alojan los turistas. No es raro ver casas torcidas, pues toda la ciudad se asienta sobre palafitos, y por ello el efecto de las mareas en sus basamentos preocupa a las autoridades.

Los técnicos supervisaron la zona y alertan de que “la infiltración de agua salada y sucia puede desatar fenómenos de degradación acelerada en los materiales de los muros y de las superficies arquitectónicas”, según se lee en un comunicado.

La infiltración de agua salada y sucia puede desatar fenómenos de degradación acelerada en los materiales de los muros y de las superficies arquitectónicas

Desde el Ministerio de Cultura se confirma que no se registran problemas para el patrimonio cultural móvil, es decir, las obras y colecciones de arte custodiadas por los museos, archivos y librerías estatales que configuran el alma cultural de la ciudad.

Sin embargo los edificios en los que se encuentran, generalmente antiguos y de gran valor histórico, sí que han sufrido desperfectos, sobre todo en sus redes eléctricas e hídricas y en sus superficies.

– El Museo Guggengeim, en el Gran Canal y con importantes piezas de las vanguardias del siglo XX, informó que sus obras no han sufrido daños pero sí las áreas más bajas del edificio, la taquilla y la tienda, por lo que ha echado el cierre al menos hasta este jueves.

– La Bienal de Arte anunció que sus obras tampoco sufrieron grandes daños, por lo que ha podido reabrir sus exhibiciones en el Arsenal después de haber cerrado el miércoles.

– El Museo de Historia Natural, en el Gran Canal, estará cerrado hasta el sábado mientras se limpia.

– El Museo Correr, sobre la historia de la ciudad, ya ha reabierto pero no se pueden usar los ascensores ni visitar el apartamento de la emperatriz de Austria-Hungría, Sisi.

– En el histórico Teatro La Fenice, el agua ha causado desperfectos en la taquilla y ha anegado su sótano, donde se encuentra toda la instalación eléctrica y técnica de este icono de la ópera. Por ello se han cancelado los ensayos para la próxima apertura de la temporada lírica, prevista para el próximo 24 de noviembre con el “Don Carlo” de Giuseppe Verdi, así como los conciertos hasta el próximo domingo. El Teatro, que data de 1792, ha publicado un vídeo en sus redes sociales donde muestra el interior del edificio, y donde se aprecia que no ha sufrido grandes daños y la iluminación funciona.

– En cuanto a la universidad de Venecia Ca’ Foscari, se han suspendido todas las clases para el día de hoy y la entrega de diplomas a los laureados prevista para mañana, debido a falta de corriente eléctrica en su sede histórica en el centro de la ciudad. La marea ha afectado también al Auditorium Santa Margherita, edificio del siglo IX de gran valor artístico y perteneciente a la Universidad, que cancelado un concierto esta noche y otro previsto para el próximo domingo.

INTERNACIONAL
*Con información de EFE AFP