Deportes

Amplia participación en la carrera Del Mar a La Cima – Otros Deportes – Deportes



Cerca de 1.500 atletas se dieron cita en la Sierra Nevada de Santa Marta (Magdalena) para participar de la sexta versión de la ultramaratón Merrell Del Mar a la Cima.

La carrera, que se ha consolidado como una de las competencias a campo traviesa más importantes, no sólo de América Latina sino del mundo, convocó entre los participantes a más de 50 figuras de países de la región y de otros continentes.

La prueba recorrió parajes de inmensa hermosura en la emblemática Sierra Nevada de Santa Marta, en las modalidades de 10 kilómetros, 24 km, 42 km y 80 km, esta última una de las más exigentes del mundo.

En la prueba de 10 km, el ganador de la competencia, en la modalidad masculina, fue Wilmer José Vergel con un tiempo de 1 hora, 6 minutos y 23 segundos.

Mientras que en damas, la ganadora de la competencia fue Karen Cruz, con un tiempo de 1 hora, 26 minutos y 38 segundos.

En la modalidad de 24 km, el ganador de la prueba fue Jeisson Javier Parra Rodríguez, con un tiempo de 2 horas, 2 minutos y 49 segundos.

Mientras que en damas, la número 1 en esta competencia fue Nancy María Silva Naranjo, con un tiempo de 3 horas, 5 minutos y 21 segundos.

Por su parte, en la modalidad de 42 km, el el ganador fue José Amílcar Tibaduiza, con un tiempo de 4 horas, 3 minutos y 42 segundos.

Mientras que en la modalidad de damas, la ganadora de la prueba fue Lorena Gil Vázquez, con un tiempo de 5 horas, 14 minutos y 26 segundos.

Prueba de fuego

Pero sin duda, la prueba más exigente, la de los 80 kilómetros, requirió de una gran preparación física y mental de los atletas que participaron de esta importante competencia.

En la modalidad de hombres el ganador de esta exigente prueba fue el ecuatoriano Alex Montenegro, con un tiempo de 10 horas, 19 minutos y 31 segundos.

Mientras que en damas, la ganadora en esta modalidad fue Soreini Amanda Rodríguez Suárez, quien el año pasado también se quedó con el primer lugar. Su tiempo fue de 12 horas, 28 minutos 14 segundos.

Según relató la corredora, “superé mis expectativas. La prueba estuvo súper dura, la última subida fueron 2 kilómetros súper salvajes, porque hubo mucho sol. Uno piensa que ya iba a terminar pero faltaba lo más duro”.

Por su parte, el también ganador en la modalidad de 80 km, el ecuatoriano Alex Montenegro, afirmó que “fue una carrera bastante fuerte, que la verdad era un reto para mí. Yo vengo de una ciudad fría, pero como dicen por ahí uno es el que tiene que adaptarse a la montaña”.

La competencia, cómo ha sido tradición, comenzó a las 12 de la noche de este domingo primero de diciembre.

Según Elkin Quintana, organizador del evento y alma y nervio de esta competencia, “fue la finalización de un año de arduo trabajo. En la competencia estuvimos llenos de buena vibra, de energía positiva, con mucha camaradería hermandad y solidaridad. También hubo mucho respeto entre los corredores, algo muy bonito en este tipo de competencias. Porque en estas pruebas de montaña se crean lazos increíbles”.

Quintana también invitó, no sólo a los atletas profesionales en esta materia sino a quienes son amantes del deporte para que participen de la séptima edición que se adelantara el próximo año.

“Esto no es sólo para deportistas profesionales, ya que los límites siempre están en la mente. Por lo que esto es para todos sin distingo de raza ni edad. Porque es mejor la dureza de la montaña que la dureza de la ciudad”, afirmó.

De 192 participantes en la primera edición que se realizó en el año 2014 la carrera, en esta oportunidad, recibió cerca de 1.500 atletas.

Esta competencia, atípica por desarrollarse en la montaña costera más alta del planeta, ha sido abierta a todos los públicos y se realizó pasando por el mínimo de caminos asfaltados.

Una carrera que llevó a los atletas desde el nivel del mar hasta a los 2.600 metros de altitud en el Cerro Kennedy, y desde allí, nuevamente hasta las playas del Caribe.

La exigencia de la prueba llevó a que cada corredor tuviera que llevar consigo unos mínimos de comida y bebida para el recorrido, y en las distancias más largas, elementos técnicos como chaqueta impermeable y linterna de cabeza, para afrontar las condiciones extremas y cambiantes de la ruta.

Jornada

La carrera inició este domingo 1 de diciembre a la media noche, con la prueba de los 80 kilómetros; esta distancia fue la primera Ultra Maratón en Suramérica que incorporó un seguimiento 100% satelital para cada atleta.

Hasta el año pasado, debido a la duración de la carrera, de hasta 20 horas y a las zonas remotas en las que se desarrolló buena parte de su ruta, era muy difícil determinar constantemente la ubicación detallada y el estado de cada atleta.

Con la incorporación de la tecnología SIR de SATELITAL PLUS, a partir de este año la carrera ofreció información actualizada de los atletas a los familiares y seguidores a través de una plataforma de consulta libre en internet.

La carrera de 42 kilómetros inició a las 4:15 a.m., los 24 kilómetros a las 6:15 a.m. desde Minca, la capital ecológica de la Sierra y la prueba de 10 kilómetros partió a las 6:30 a.m. desde la reserva Natural de Mamancana.

El epicentro de la carrera fue la playa de Bello Horizonte, a solo 4 kilómetros del aeropuerto de Santa Marta, y desde allí los atletas de las cuatro distancias se introdujeron en los senderos y ríos de la ciudad más biodiversa del mundo.

La premiación de la carrera incluyó 5.000.000 de pesos en productos de la firma patrocinadora Merrell y 12.500.000 pesos en efectivo.

Por quinto año, la carrera tuvo un estándar de evento deportivo internacional, ya que su trazado fue certificado por la International Trail Runnign Association y le dará a los atletas de 24, 42 y 80 km puntos en el Ranking mundial

Para garantizar el desarrollo exitoso de la competición, la carrera se realizó con el apoyo de la Alcaldía de Santa Marta, la Fundación Proaves, la reserva Natural Mamancana, la Hacienda Cafetera la Victoria y las comunidades de la Sierra Nevada.

Comment here