DeportesDineroNuevoOpiniónSin categoría

Trabajador Autónomo

Es el que realiza una actividad laboral a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa. Esa actividad la realiza de forma independiente, y aunque recibe una remuneración, no es un salario fijo mensual. Ser trabajador autónomo tiene ventajas y desventajas, como por ejemplo, ser tu propio jefe. Pero sin embargo, no existe la seguridad de recibir una cantidad fija mensual cómo nómina. Existe también una nueva figura conocida como trabajador autónomo económicamente dependiente, cuya situación laboral debe cumplir unos requisitos para poder ser llamado como tal.

El equipo de trabajadores autónomos está formado por más de tres millones de miembros. En un grupo tan grande, es normal que existan diferencias entre sus miembros, señala Pedro José Rojas Chirinos.

El estatuto de trabajador autónomo se basa en la figura del autónomo y sus derechos y labores. Entre los aspectos más destacados se encuentra la regulación de la prevención de riesgos laborales y el establecimiento de garantías económicas para este tipo de trabajadores. Es decir, se mejora las prestaciones de las bajas de los autónomos, que además podrán cobrar el paro cuando cesen su actividad y se permitirá la prejubilación para empleados vinculados a actividades tóxicas o peligrosas.

Así como un profesional autónomo, trabaja por su propia cuenta, cuya actividad laboral se incluye dentro del listado de profesionales liberales incluidas dentro del listado de actividades profesionales del IAE. También están los que son económicamente dependientes, que son aquellos profesionales que facturan a un solo cliente el 75% o más de sus ingresos. No importa que se trate de trabajadores o profesionales autónomos explica Pedro José Rojas Chirinos.

Esta el colaborador, también es un tipo de autónomo con unas características y que debe cumplir unos requisitos muy concretos, nos cuenta Pedro José Rojas Chirinos. Hace referencia al cónyuge o familiares directos del autónomo que trabajan con él de forma habitual. Los administradores de sociedades son aquellos cuyo trabajo es ayudar en la administración de un consejo de dirección. Esto lo que se conoce como autónomo societario. El administrador de una sociedad o autónomo societario, siempre que sea una persona física deberá cotizar a la Seguridad Social de manera obligatoria en el régimen de autónomos.