Deportes

El fracaso de Bogotá en los Juegos Nacionales y Paranacionales – Otros Deportes – Deportes



Un retroceso fue lo que sufrió la delegación de Bogotá en los pasados Juegos Nacionales y Paranacionales, que tuvieron como epicentro a Cartagena y municipios aledaños.

En los Nacionales, Bogotá ocupó la tercera casilla, detrás de Valle, el gran campeón, y de Antioquia, que fue segunda, mientras que en los Paracionales se perdió la hegemonía de las últimas tres ediciones.

Los bogotanos no cumplieron con la expectativa de ganar las justas y terminaron con un botín de 105 oros, a 43 de Antioquia y a 60 metales dorados del campeón, una cifra que invita a la reflexión y en la que claramente se ve que se fracasó en el intento.

La delegación bogotana tenía la idea de obtener la victoria con unos 150 oros, pues desde el 2004, hace 15 años, se ganó, cuando se defendió la localía, pero de ahí para adelante la debacle ha sido la constante.

Orlando Molano, director de Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte (Idrd), afirmó que el mal resultado no fue cuestión de falta de recursos, y agregó:

No ganamos los Juegos y estamos tristes. Hemos crecido en algunos deportes, pero la verdad es que hay que revisar el tema de metodología

“La culpa es del director. No culpo a metodólogos, técnicos ni a deportistas, y eso lo analizaremos internamente”, agregó.

Bogotá obtuvo victorias generales en solo ocho deportes: bolos, ciclomontañismo, esquí náutico, fútbol sala, gimnasia de trampolín, esquash, tiro deportivo, triatlón y voleibol playa. Esos resultados que no fueron suficientes para superar a Antioquia y a Valle del Cauca.

“Para todos los bogotanos, desde el punto de vista técnico no tuvimos los resultados. Es un fracaso deportivo. Las condiciones que nos dio la alcaldía fueron las mejores, ideales y las que quisiera tener un equipo técnico para lograr un triunfo que esperábamos”, precisó José Joaquín Sáenz, vicedirector técnico del Idrd.

Para el dirigente, tal vez se subestimaron elementos técnicos de las otras delegaciones y eso no les permitió ver a Bogotá visualizar los elementos principales para defender el título.

La alcaldía entregó todo el apoyo económico posible. La inversión en preparación y participación en las justas fue de 44.300 millones de pesos, lo que no se vio reflejado en los resultados.

De igual manera, los deportistas de élite tuvieron la oportunidad de prepararse en el exterior. Entrenaron fuera del país y, además, tuvieron competencia fuera de las fronteras, lo que garantizaba su buen comportamiento en los Juegos, pero no fue así.

En los Nacionales convencionales Bogotá le apostó a una buena preparación en canotaje y actividades subacuáticas, que dejaban 64 títulos, pero la meta no se logró, solo se alcanzaron 17, como para poner un ejemplo.

Tan solo cuatro años más tarde, en las justas del 2008, Bogotá perdió la rueda. Fue tercera con 103 oros, a 46 del valle, segunda, y a 60 de Antioquia, la gran dominadora, ya comenzaba a verse que el trabajo que se hizo en el 2004 se perdió y no se le apostó a la continuidad.

En el 2012 pasó algo similar. Con 117 títulos se repitió el tercer puesto en la tabla de metales, pero se quedó a solo dos oros del Valle y a 29 de Antioquia.

Esta vez el bache fue mucho más grande, lo que prendió las alarmas en las huestes bogotanas.

Y en el tema de los Paranacionales, el resultado tampoco fue bueno. Desde el 2004, cuando se crearon estas competencias, Bogotá dominó la medallería. Ese año ganó con 57 oros, en el 2008 se impuso con 95 metales dorados. Cuatro años después obtuvo el triunfo con 150 oros por 62 del Valle, pero esta vez solo obtuvo 114 oros por 138 del Valle para un tercer lugar.

Los primeros análisis dicen que la debilidad estuvo en el ciclismo de pista y en el atletismo, disciplinas en las que se le apostó a ganar un buen número de oro, pero en los que se fracasó.

DEPORTES