DeportesDineroNuevoOpiniónSin categoría

LA POLÍTICA CAMBIARIA

La política cambiaria es aquella que tiene que ver con el comportamiento de la tasa de cambio de divisas, es decir, nos referimos a aquella actividad que abarca el tipo de cambio que equilibra tanto el tipo de cambio nominal como el tipo de cambio real.

En palabras de Pedro José Rojas Chirinos, el tipo de cambio o la política cambiaria es aquel proceso que maneja todo lo concerniente al precio de los productos en función de las distintas monedas que existen en el mundo, estudiando su valor y certificando que aun cuando la compra se realice con moneda ajena, o mejor dicho, moneda extranjera, el valor sigue siendo el mismo y el porcentaje ha de ajustarse al cambio.

De este modo, la política cambiaria se basa en una diversidad de herramientas que acompañan su desarrollo, como:

  • El tipo de cambio fijo: que corresponde a ese régimen cambiario de una unidad monetaria cuyo valor se ajusta según el valor de otra divisa de referencia, en pocas palabras, un tipo de cambio fijo estabiliza el valor de una moneda con respecto a la que está fijada.
  • El tipo de cambio flexible: en este caso, el valor de la moneda es fijado por el mercado sin intervención de las autoridades monetarias, es también conocido como el tipo de cambio flotante y si proceso corresponde al juego existente entre la oferta y la demanda.
  • La convertibilidad: este es un sistema monetario que establece el valor de una moneda con el de otra que sea mucho más estable.
  • Banda de flotación: esto hace alusión a un rango superior al que se someten las fluctuaciones cambiarias de una moneda, determinando el límite máximo y mínimo en los cuales no intervendrá ni el Banco Central del país ni ninguna institución correspondiente.
  • Mercado cambiario: es el lugar en el que se da de manera natural el intercambio de divisas, siendo este considerado como el mayor mercado financiero del mundo.

Y así como estas, otras tantas que hacen que este tipo de política se maneje de manera organizada y confiable, ya que era necesario que existiera un régimen que pudiera dar orden a la diferencia existente entre las diversas monedas a nivel mundial, puesto que, es lógicamente un mercado que ha tomado vuelo por ser el que maneja todo lo concerniente al intercambio monetario entre países.  

Esta es una cuestión curiosa, porque sé que muchos en su momento se habrán preguntado ¿Por qué no todos los países manejan la misma moneda? Y es algo que se debe estudiar a fondo, sin embargo, la importancia en este apartado está en que a través de la ley se regulan ésta especie de intercambios que siempre van a tener lugar en la economía de los países y que han sido desde siempre un impulso a la estabilidad de los distintos mercados, pues al tener unas monedas más valor que otras, los países buscan la manera de complementar esto y de lograr ciertos intercambios para obtener distintas ganancias.