Mundo

Cuñado preso del rey Felipe VI pasa días festivos en familia – Europa – Internacional



Iñaki Urdangarin, el cuñado del rey de España que está preso, disfruta de los días festivos en familia, gracias al primer permiso penitenciario que le concedió la justicia de su país. Urdangarin cumple una condena de cinco años y diez meses por corrupción en el llamado caso Nóos.

(Lea también: Líderes independentistas catalanes, con credencial de eurodiputados)

Urdangarin pasó Navidad con su esposa, la infanta Cristina de Borbón, y otros familiares en Vitoria, la ciudad donde reside su madre. Allí mismo se le vio acudir a misa y caminar con su mujer e hijos. Aunque se mostró alegre, no quiso hacer declaraciones a la prensa local.

Desde junio de 2018,  Urdangarin está en la prisión de Brieva (en el centro del país). Al haber cumplido una cuarta parte del tiempo, pidió siete días de permiso, el máximo permitido por la ley; sin embargo, solo se le otorgaron cuatro: desde el martes pasado hasta este sábado.

El martes, en efecto, la infanta Cristina lo recogió en un carro y lo llevó a Vitoria, en el País Vasco, al norte de España.No es la primera vez que sale de la cárcel. De hecho, lo hace dos días a la semana desde septiembre. Acude a una ONG en las afueras de Madrid a realizar labores de voluntariado con personas discapacitadas.

El caso Noós

Urdangarin fue condenado por dos delitos fiscales, prevaricación, malversación, tráfico de influencias y fraude.

Aprovechó su posición en la Familia Real para conseguir contratos inflados en nombre del Instituto Nóos, que dirigía, y desvió algunos de esos dineros en operaciones mediante sociedades pantalla.

El juicio capturó la atención mediática de España, puesto que se trataba de la primera vez que personas de la familia del Rey se sometían a la Justicia. La infanta Cristina también tuvo que declarar, acusada de delitos fiscales, pero fue absuelta.

El problema fue uno de los factores que llevó al rey Juan Carlos a abdicar en su hijo Felipe en 2014. En ese momento la infanta Cristina dejó de formar parte de la Familia Real y no tuvo que seguir con cargos de representación institucional. El Rey y su esposa Letizia han guardado distancias con la infanta, pese a que, poco a poco, vuelve a acercarse a la familia.

Futuro próximo

Urdangarin, en segundo grado penitenciario, puede solicitar 36 días de salidas al año por haber cumplido ya una cuarta parte de la condena.

En enero volverán a revisar su clasificación penitenciaria. Él aspira entonces a estar en tercer grado o semilibertad, con lo que tendría que dormir en prisión solo de lunes a jueves y podría pedir 48 días de permiso de salidas al año.

JUANITA SAMPER OSPINA
Corresponsal para EL TIEMPO
Madrid