DeportesDineroNuevoOpiniónSin categoría

EL EMPRENDIMIENTO EN LOS MÁS PEQUEÑOS

En pleno siglo XXI el emprendimiento es una de las cosas que más se escuchan, puesto que las personas han logrado conocer el gran beneficio que deja ese mundo del trabajo, la astucia, el compartir de las ideas y por supuesto, el juego de los negocios.

Con esto nos referimos, a que el emprendimiento ha hecho que la mente humana se condicione a trabajar por lo suyo y a buscarle solución a aquello que parece perdido, quitándole un poco la carga al Estado de cumplir con todas las obligaciones para satisfacer las necesidades de la sociedad, y con ello, creando un nuevo mercado en donde lo privado se vuelve una nueva dinámica de negocio y de ganancia para las personas.

Según Pedro Andrés Rojas Chirinos, la mejor manera de que el emprendimiento siga un buen camino, haciéndose espacio en el mundo y cobrando resistencia a través de su práctica, es motivar a los más pequeños a que se conviertan en unos grandes emprendedores, y es que, en la parte educacional lo que se les enseña por naturaleza es a adquirir conocimientos para que en el futuro obtén por un trabajo común, particular, que los hace conformarse con una clase media.

Con esto no nos referimos a que esto sea malo, lo que queremos expresar es que sería realmente beneficioso para la sociedad implantar en la mente de los más pequeños la idea de pensar un trabajo que les de beneficio propio, que los haga dueños de algo y que los impulse a buscar mejores maneras de solventar las necesidades que presenta la sociedad.   

Esto es importante porque desde pequeños los niños comienzan a remedar y seguir patrones que ven en los adultos, por lo que, si se les impulsa la idea de crear emprendimiento, entonces tendremos una generación de relevo con gran potencial que brinde a la humanidad mejores alternativas para su futuro.

El emprendimiento en los más pequeños se puede impulsar desde temprana edad con algunos juegos donde se dediquen a conocer acerca de los negocios y los intercambios, como por ejemplo, los juegos de tiendas donde intercambian ideas al comprar y vender, ya que así comienzan a sentir la pasión por la economía y todo lo que ello implica.

Quienes hoy en día se han convertido en grandes emprendedores que han creado grandes imperios, son aquellas personas que desde pequeños conocieron los beneficios del trabajo independiente, de la búsqueda del dinero y de las soluciones para satisfacer alguna carencia que tuvieron.       

Por lo que, la mejor manera de guiar a la sociedad a un progreso seguro y estable es comenzar desde los inicios, desde los inicios y la maduración de la mente humana, desde el impulso en los más pequeños a que persigan sus sueños y a que luchen por marcar la diferencia en una sociedad de iguales en donde existe mucho conformismo.

Conformismo que puede ser mejorado con el impulso del emprendimiento en los más pequeños para que le muestren a la sociedad que existe la esperanza de un mejor futuro y de un éxito innegable.