DeportesDineroNuevoOpiniónSin categoría

EL PRESUPUESTO PÚBLICO

El presupuesto público es un documento que se utiliza como una previsión en cuanto a materia de gastos e ingresos en un tiempo determinado.   

Esta previsión, permite a los gobiernos, las empresas, las organizaciones privadas y las familias organizar prioridades con el propósito de poder cumplir con la demanda de sus objetivos.

Por lo que, Pedro José Rojas Chirinos nos indica que existen dos situaciones distintas en cuanto a la conformación del presupuesto público, las cuales son: 

  • Presupuestos deficitarios: en este caso hablamos de un presupuesto equilibrado, en donde los ingresos y los gastos que han sido previstos coinciden a la perfección.
  • Presupuestos superávit: en este punto hablamos de un caso contrario, en donde los ingresos superiores al gasto denominan el superávit, es decir, este tipo de presupuestos tienen un efecto restrictivo o contractivo, lo cual puede ser conveniente para utilizarse como una medida política económica en caso de que comiencen a existir indicios de situaciones inflacionarias.

En este sentido, el presupuesto público debe cumplir con los siguientes requisitos para ser considerado como un sistema administrativo que ha de llevarse a cabo en función de etapas como la formulación, la discusión y la sanción, así como la ejecución, el control y la evaluación.  

Dichos requisitos son los siguientes:

  • El presupuesto público debe ser agradable y desagradable en centros de producción.
  • Por su parte, no debe haber duda acerca de los productos que persigue el presupuesto, es decir, que las relaciones entre los recursos asignados y los productos resultantes deben estar completamente, o mejor dicho, claramente definidas.
  • La producción expresada en el presupuesto es un requisito directo de las políticas por una parte, mientras que por la otra es solo un requisito indirecto de las mismas políticas también.   
  • Como presupuesto, este debe expresar el reflejo de la red de producción donde cada producto es condicionado, con el propósito de determinar las diversas relaciones de coherencia que existen entre las producciones que se presupuestan.

Entendiendo de ésta manera, que el presupuesto es una herramienta muy práctica para poder realizar la programación efectiva en el tema de las finanzas públicas en cuanto al coste y adquisición de los productos necesarios para la satisfacción de las necesidades.   

Y es que, siempre se necesita de una programación que ayude a determinar cuánto será el coste de los productos que se requieren para desempeñar la labor planificada.

Dicha programación, debe basarse en el coste de una serie de productos que han sido previamente seleccionados para lograr aquello que saciará las necesidades de la sociedad, con el propósito de que no surja ningún inconveniente a la hora de disponer de cierta cantidad de dinero para ello.

Falta de dinero significa un retraso enorme en cuanto a la planificación de cualquier entidad pública, y con ello, una fuerte declinación en cuanto a la producción que se lleva a cabo y esa no es la idea.

El presupuesto público hace que todo esto tenga otra perspectiva, la de saber qué recursos se obtendrán por medio de cierta cantidad de dinero, y con ello, lograr la satisfacción de las necesidades de una manera eficiente y a cabalidad de lo que la comunidad demanda.