DeportesDineroNuevoOpiniónSin categoría

EL ESPÍRITU EMPRESARIAL COMO FENÓMENO SOCIAL

Aunque muchas veces no se pueda creer, las creencias y los enfoques culturales tienen mucho que ver con el éxito o el decline de una empresa, ya que según el tipo de sociedad y las personas que se encuentren organizando una nueva iniciativa, las ideas y preceptos tenderán a predecir la vida de la misma.

Con esto nos referimos, a que cada sociedad fomenta la libertad que desee para que los emprendedores puedan desarrollar su labor de manera libre o bajo ciertos límites, y esto resulta ser un tanto perjudicial, pues en aquellas sociedades que se marca mucho el estereotipo de autoridad por parte del gobierno, ninguna empresa podrá desarrollarse totalmente de manera libre ya que siempre encontrará trabas que le impidan alcanzar el éxito deseado.  

Según Pedro Andrés Rojas Chirinos, muchas veces en los países carentes de seguridad social es en donde se desarrollan de manera más concreta y fortuita este tipo de iniciativas innovadoras ¿raro verdad? Esto se debe a que en aquellos países subdesarrollados, las necesidades son tantas que salen a relucir muchos emprendedores que fundamentan su trabajo en la necesidad de cubrir hasta sus propias demandas. 

Esto comienza a agarrar sentido, pues es lógico que en aquellos países desarrollados, donde las personas gozan de todas las comodidades, no existe tanto la necesidad de cubrir las demandas de la sociedad de una manera desesperada porque se vive de manera cómoda y la comodidad trae estabilidad.

Es por esto, que ha quedado totalmente claro que el espíritu empresarial surge más que todo de las necesidades que pueda presentar la sociedad, esas que deben ser cubiertas de manera rápida y que no encuentran un camino para lograrlo.

El verdadero espíritu empresarial ha sido creado por personas que han padecido etapas difíciles y que han sentido de verdad, con gran intensidad la necesidad de algo que no pueden cubrir de manera inmediata.

Con respecto a esto, existen dos corrientes de creencia en cuanto al éxito de los emprendedores, una de ellas es que solo pueden ser exitosos quienes nacen exitosos, es decir, en familias emprendedoras que ya han construido su propio imperio.

La otra, es que se puede enseñar a cualquier persona a ser exitosa, no necesariamente tiene que nacer en cuna de oro para serlo, y en mi opinión, es más valida ésta creencia puesto que, la dinastía de las familias exitosas tuvo un comienzo y ese comienzo partió de una persona que no tuvo ni riquezas ni nació en familia exitosa.

El éxito y el emprendimiento son cosas que se trabajan de manera constante, nada llega fácil ni el dinero cae del cielo, el espíritu emprendedor se caracteriza por ser optimista, centrado, decidido y sobre todo, rebelde ante las adversidades, quienes han dejado un legado en el mundo de grandes marcas de productos son aquellas personas que trabajaron hasta el cansancio sin descanso alguno para poder materializar sus sueños y ver cumplidas todas sus metas.

Por eso es importante apreciar, que el espíritu empresarial ha logrado crear un verdadero fenómeno en la sociedad que ha logrado cambiar estándares y modificar algunos criterios económicos para bien.