Mundo

Reynhard Sinaga, el mayor violador sexual de hombres del Reino Unido – Europa – Internacional



Su familia y un buen grupo de allegados de Indonesia lo describen como un estudiante muy popular, que disfrutaba de las relaciones sociales y se mostraba como un compañero fácil con quien trabajar en proyectos de curso. En otras palabras, era un eterno estudiante que había recibido cuatro títulos universitarios y que hasta 2017 cursaba un doctorado. No era brillante, sin embargo, cumplía con sus obligaciones.

Pero en las noches, este joven de 36 años, de figura delgada y baja estatura, y que físicamente no parecía amenazante, se transformaba en un monstruo; un depredador sexual en serie que grababa a sus víctimas en su celular, actuación que según médicos e investigadores especialistas, era como un “trofeo de guerra” para él.

Su historia ha sido ampliamente divulgada en las últimas horas por importantes medios de comunicación en Europa, principalmente ingleses.

Reynhard Sinaga, quien ha sido denominado por la Fiscalía de Mánchester (Inglaterra) como el “máximo violador en la historia legal del Reino Unido”, tras ser condenado a un mínimo de 30 años de cárcel luego de ser declarado culpable de 146 violaciones, 48 abusos sexuales y 15 ataques y agresiones sexuales a hombres jóvenes, en apenas dos años y medio.

(Le puede interesar: Weinstein encara juicio en Nueva York y suma cargos en Los Ángeles)

Sinaga, de 36 años, y quien estaba detenido desde junio de 2017, recibió esa sentencia después de que 48 de sus víctimas testificaran contra él, aunque la Policía considera que quedan por lo menos otras 70 personas que fueron también atacadas.

Pese a que ante los tribunales solo se presentaron 48 casos durante los cuatro juicios que se han llevado a cabo a puerta cerrada, las autoridades encontraron en su pequeño apartamento en Mánchester un nutrido material de otras víctimas, como archivos de video, documentos de identidad, teléfonos móviles y billeteras.

El condenado es un individuo altamente peligroso, astuto y embustero y nunca será seguro que quede en libertad

La jueza Suzenne Goddard describió con asombro a Sinaga como “un degenerado depredador sexual en serie”. “El condenado es un individuo altamente peligroso, astuto y embustero y nunca será seguro que quede en libertad”, indicó, antes de sentenciarlo a prisión de por vida.

Buscaba a sus víctimas en las afueras de los bares

De acuerdo con la investigación, Sinaga, en la búsqueda de sus víctimas, se hacía pasar por un buen tipo que ayudaba a los jóvenes cuando estos se embriagaban, luego los invitaba a su apartamento en el centro de la ciudad, los drogaba y abusaba sexualmente de ellos. Además de violarlos, filmaba la secuencia de las agresiones en su teléfono móvil.

Según The Guardian, para lograr la confianza de sus potenciales víctimas usaba una fachada de voluntario en la iglesia anglicana de St John’s and St Chrysostom’s, ubicada en el barrio de Rusholme, y con ese pretexto se acercaba a los jóvenes que salían de las discotecas cercanas al lugar. Esa era la fórmula que nunca le fallaba.

Pero su hoja delictiva quedó al descubierto cuando una de las víctimas -de 18 años, que recuperó la conciencia en medio de la violación, logró escapar llevándose consigo el teléfono del atacante.

De acuerdo con información de BBC Mundo, las indagaciones posteriores de la Policía hallaron centenares de videos con las agresiones sexuales. Muchos de los agredidos no supieron que habían sido objeto de tales ataques sexuales hasta que los agentes les mostraron las imágenes.

Sinaga, quien vivía en un apartamento cercano al Gay Village, uno de los lugares más reconocidos de la ciudad, procedía de una rica familia indonesia y estaba extendiendo su estancia en el Reino Unido para no tener que volver a su país, donde sus padres querían que se casara y se aplomara.

Durante los años en que estuvo en Inglaterra, Rey, como le decían sus amigos, hizo un máster en Planificación Urbana y otro en Sociología en la Universidad de Mánchester. Después, comenzó un doctorado en Geografía en la Universidad de Leeds, a donde viajaba para que supervisaran su tesis: ‘Sexualidad y transnacionalismo en el día a día. Hombres bisexuales y homosexuales del sudeste asiático en Mánchester’.

Cuando fue capturado y procesado, fue expulsado del centro universitario y se dieron por finalizados sus estudios, que muchos profesores habían considerado antes que no tenían la calidad mínima necesaria.

“Su padre es un hombre muy rico, tienen una enorme edificación en el centro de Yakarta”, indicó a uno de sus amigos al Daily Mail, informe en el cual cuenta que el violador tiene una hermana y un hermano pequeños y que vivía obsesionado con las Spice Girls.

Su familia era consciente de que no era un chico normal, pero cada vez que viajaba a Indonesia cambiaba su ropa y su color de
pelo

“Su familia era consciente de que no era un chico normal, pero cada vez que viajaba a Indonesia cambiaba su ropa y su color de pelo”. Pese a que él nunca escondió sus inclinaciones sexuales en Inglaterra, la desconexión entre Reynhard y su familia era total. Ninguno sabía de su homosexualidad.

Su padre es un reconocido magnate inmobiliario del sudeste asiático.

Al dictar sentencia, , según informaron medios, la magistrada Goddard reconoció que los padres del ‘monstruo’ no tenían ni idea de “la verdadera naturaleza” de ese hijo. Estará tras las rejas buena parte de su vida. 

ELTIEMPO.COM
Con información de EFE