Mundo

Coronavirus: sacerdote le entregó su respirador a otro paciente y murió – Europa – Internacional



Giuseppe Berardelli, un sacerdote italiano de 72 años diagnosticado con covid-19, murió el pasado 15 de marzo luego de rechazar el respirador que necesitaba para dárselo a otro paciente.

Berardelli, párroco de una iglesia de la ciudad de Casnigo, en la provincia de Bérgamo, en la región italiana de Lombardía -una de las más golpeadas por el virus-, fue internado hace unas semanas en el Hospital de Lovere.

Su salud fue empeorando a causa de problemas respiratorios. Y todo se agravó cuando el centro médico se vio superado por la gran cantidad de pacientes diagnosticados con el nuevo coronavirus, que en Italia ya supera los 69 mil casos confirmados.

(Le puede interesar: Esperanza en Italia después de que bajara la cifra de fallecidos por coronavirus)

En medio de la falta de respiradores en los hospitales provocada por el colapso del sistema de salud italiano, los feligreses de este sacerdote decidieron reunir dinero para comprarle uno.

Pero al percatarse de que otro paciente internado, uno más joven, también necesitaba un respirador con urgencia, Berardelli decidió, en un acto de bondad, cederle el suyo. A los pocos días, el sacerdote murió.

Con él, son al menos 60 los presbíteros que han muerto en Italia a causa de esta pandemia, de acuerdo con la Agencia Católica de Noticias.

(Lea además: ‘El único modo de que los hospitales sobrevivan es quedándose en casa’, dice médico italiano)

Una vez conocida su historia, cientos de usuarios aplaudieron su decisión. Muchos la califican como “heórica” y otros gradúan al sacerdote de “verdadero santo”. De hecho, James Martin, un sacerdote jesuita de Nueva York, comentó en Twitter que Berardelli “es un mártir de la caridad”.

Y agregó, a manera de letanía: “Don Giuseppe Berardelli, patrono de los que sufren coronavirus y de todos los que los cuidan, ruega por nosotros”.

He is a “Martyr of Charity,” a saint like St. Maximilian Kolbe, who in Auschwitz volunteered to take the place of a condemned man with a family, and was killed.

— James Martin, SJ (@JamesMartinSJ) March 24, 2020

En su natal Bérgamo, aseguran que su decisión fue consecuente con su labor sacerdotal. “Era un sacerdote que escuchaba a todos. Sabía cómo escuchar, quien recurrió a él sabía que podía contar con su ayuda”, comentó Clara Poli, alcaldesa de Fiorano, localidad de esa ciudad, al periódico local Araberara.

De momento, no se conoce información sobre el paciente que recibió el respirador de Berardelli.

En la actualidad, Italia es el segundo país más afectado por el covid-19 y el que enfrenta el panorama más crítico en Europa. En las últimas 24 horas se registraron 743 muertos más por coronavirus, revirtiendo esa tendencia a la baja y elevando el número total de fallecidos en ese país a 6.820.

El número de contagios, en cambio, bajó tras registrar 3.612 casos nuevos en las últimas 24 horas. Con esa actualización, la cifra total asciende, según datos de la Protección Civil, a 69.176 casos confirmados.

ELTIEMPO.COM

Comment here