Nuevo

EPOC una enfermedad que no deja respirar a los risaraldenses


 

Un total de 242 personas fallecieron en el departamento, entre el 1 de enero y el 31 de julio de este año, a causa de las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, constituyéndose en la segunda causa de muerte en el departamento, después de las enfermedades isquémicas del corazón como es el caso de los infartos.

El tabaquismo, es el principal factor por el que se puede desarrollar la EPOC y teniendo en cuenta que Risaralda es uno de los departamento con mayor consumo de cigarrillo, es lógico que está enfermedad sea una de las que más muerte causa en el territorio.

Otros de los factores que pueden producir la aparición de la EPOC son: Contaminación del aire, inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo, exposición al humo de biomasa (humo de leña) y antecedentes de tuberculosis pulmonar

Pero no es una problemática exclusiva de Risaralda. En Colombia esta patología es la tercera causa de muerte, según cifras del DANE, 7485 personas en el país fallecieron por esta razón en los primeros 7 meses del año en curso.

La EPOC no es solo una problemática en el país, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 90 % de las muertes por esta patología se producen en países de bajos y medianos ingresos. Se prevé que para el 2030 esta dolencia será la tercera causa más importante de mortalidad en todo el mundo.

Tratamiento y síntomas

La EPOC es una enfermedad incurable, no obstante el tratamiento farmacológico y la fisioterapia pueden aliviar los síntomas, mejorar la capacidad de ejercicio y la calidad de vida.

Aunque sea una enfermedad sin cura por el momento, la EPOC sí se puede evitar, solo hay que alejarse del consumo de tabaco. Nubia Bautista, subdirectora (e) de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud, aseguró que «el tratamiento más eficaz y menos costoso para los fumadores es dejar de fumar, ya que retrasa la evolución de la enfermedad y reduce el riesgo de muerte por esta causa».

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica es progresiva y potencialmente mortal, limita el flujo de aire en los pulmones, y predispone a padecer exacerbaciones y enfermedades graves.

Entre los síntomas más comunes son la disnea o «falta de aliento», una excesiva producción de esputo y una tos crónica.